martes, 7 de mayo de 2019

423 COLORES. Rafael Avendaño y Juan Gallardo. Reseña



Título: 423 colores
Autores: Rafael Avendaño y Juan Gallardo 
Editorial: Versátil Ediciones
Lugar de edición: Barcelona
Fecha de edición: 2018
Páginas: 336

En la Siria de 2011 la vida se desarrolla con toda la intensidad, la pujanza y el colorido de unos ciudadanos esperanzados en su futuro. Ghada, la protagonista de esta historia tiene apenas ocho años y es ciega de nacimiento. Una noche, su padre la despierta con urgencia; tienen que ponerse a salvo porque un feroz dragón sobrevuela los tejados de la ciudad.

Narrada desde el rebosante universo sensorial de Ghada  que intenta comprender el mundo sin entender lo que es la luz ni el color ni los peligros que la rodean, 423 colo- res es la conmovedora historia de un padre para proteger a su hija de una de las guerras más cruentas y tenebrosas de la era moderna, un tour de force de la imaginación para transformar una huida del horror en una emocionante aventura.
En 423 Colores se conocerá a Ghada, una niña que está ciega, vive con su padre, Khaled  en Alepo, una ciudad grande y próspera de Siria. Es una niña feliz, siempre protegida por padre, que la adora. La novela se implanta en el estallido de la Guerra más letal del Siglo XXI, miles de refugiados se lanzan en busca un nuevo lugar donde vivir sin miedo. El padre de Ghada siempre ha intentado evitar cualquier sufrimiento a su hija, explicando con palabras mágicas para sus oídos, y así camuflar una terrorífica realidad. El día a día de Ghada es como cualquier niña; ir a clase y jugar, pero no consigue hacer amigos hasta que en su vida aparece Doobie y Adnán.
423 Colores nos traslada a la vida de Ghada y Khaled  contada desde lo que ambos ven, sienten y padecen; el padre desde la cruda realidad, y Ghada a través de su olfato, que lo tiene muy desarrollado. Es una historia sencilla pero difícil de asimilar por tanto padecimiento. Khaled no quiere que su hija sepa la realidad que envuelve su hogar por eso le relata todo lo que ocurre a su alrededor construyendo un mundo de fantasía. Me hizo recordar una gran película: La vida es bella. El amor del padre va más allá de la razón para salvaguardar la felicidad de su hija. Siempre le hace ver lindeza en todo lo que ocurre, incluso cuando se producen bombardeos continuados o cuando al caminar por las calles llena de muertos. 423 Colores está contada en tres puntos de vistas: Los recuerdos de Ghada, los recuerdos de Khaled  y unas cartas del padre (Khaled) escrita después de pasar todas las penurias. No es difícil ir intercalando la lectura de las diferente perspectivas porque permite entender con facilidad todo lo que ocurre y así comprender la historia: dura, desgarradora y con esperanza de algo mejor.

PERSONAJES

Ghada: Solo tiene ocho años y vive en primera persona el estallido de la guerra. Tiene muchos sueños: como ser escritora, crear perfume con su maravilloso olfato. Vive feliz con su padre pero bajo la sombra de la falta de su madre. Gracias a su padre ha conseguido encontrar el perfume que con solo una gota le hace sentir que la tiene cerca. Es un gran personajes, con unos enternecedores sentimientos que hace despertar una profunda ternura hacia ella. Se puede pensar que por su ceguera es un ser débil, pero es todo lo contrario; es una niña fuerte, decidida y no tiene miedo. Ve belleza en todo lo que le cuenta, siente y huele. 

Khaled: El padre de Ghada un hombre trabajador. A pesar de la pérdida de su mujer y de la discapacidad de su hija ha sabido salir adelante por el gran amor que siente hacia su hija. Sabe cómo lidiar con los nuevos acontecimientos que suceden en su ciudad, mostrando la triste realidad con palabras hermosas y mágicas, creando así un mundo perfecto para su hija. Khaled hará todo lo que pueda, y más, para salvar a Ghada

Adnán: Conoce a Ghada en la tienda de su abuelo. Momento que ambos niños se hacen inseparable, como hermanos. Es un niño con muchos planes de aventuras. Siente un gran cariño hacia Ghada y la cuida mucho.
423 Colores es una historia de ficción, aunque representa un sinfín de vivencias que nunca saldrán a la luz. Muestra una narración sencilla y exquisita, adornada con metáforas. Con un lenguaje poético que le da música a cada frase y que proporciona un placer al lector cuando termina de ser leída. Es una historia mágica que te hace sentir mucho. Suceden muchas cosas que hacen estremecer de pena, pero a la vez de alegría de cómo lo ve Ghada.  Sabía que este libro me iba a gusta, pero no pensé que tanto. Es un libro que transmite mucho, tanto que hasta duele al descubrir una realidad que muchos no sabemos el porqué ocurre, el porqué debe sufrir tantos inocentes. 

Conclusión: 423 Colores es una desgarradora novela que presenta a un personaje muy especial, Ghada. Un ser que rebosa amor y que ofrece a través de sus sentidos un mundo maravilloso a pesar de las atrocidades que se origina con una guerra. Es una historia que se lee sola, pero que es necesaria leer despacio para disfrutar de la alegría de esa niña de ocho años, que regala con cada palabra una intensidad de sentimientos que explotar haciendo que el lector sienta mucho. El número 423 tiene un significado que hiela la sangre. Personalmente, ha sido una lectura que me ha llegado muy hondo y perdurará en mis recuerdos siempre. Las lágrimas que me arrancó fue de tristeza pero también de esperanza de crear un mundo mejor. Gracias Ghada por existir en 423 Colores





10 comentarios:

  1. Creo que coincidimos en lo mismo, sabíamos que nos gustaría, pero no imaginábamos cuanto. Está bien escrito y la historia es muy buena, a pesar de lo dura que es nos deja un buen sabor de boca. Yo también la recomiendo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Cómo se nota que habéis disfrutado muchísimo con esta lectura. Me queda claro que no tengo qeu dejarla escapar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Qué duro se ha hecho a veces continuar con la lectura, entre lágrimas, y otras que bonita ha sido junto a la pequeña y sentir el mundo como lo siente ella. Me ha encantado la manera en que lo han transmitido. La historia es de diez.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Una novela que me ha hecho saltar las lagrimas muchas veces, muy bonita y muy bien contada. Un acierto. Besos

    ResponderEliminar
  5. La historia es dura pero lo difícil es pensar que esas cosas ocurren más a menudo de lo que creemos. El libro cuenta muy bien una historia entrañable a la par que dura.

    ResponderEliminar
  6. Una novela necesaria que hace abrir los ojos a una realidad ante la que parecemos inmunes. Un canto a la vida, a la esperanza... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Está claro que tengo que leerla, porque con cada reseña me entra más curiosidad.

    ResponderEliminar
  8. Que duro el significado de ese número... Una historia que estremece. Un beso

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que coincido contigo en los sentimientos que provoca Ghada. Me maravilló, absolutamente, la manera cómo ve los colores, cómo se los interpreta su padre y cómo intenta evitar que sienta tanto dolor por todo lo que acontece en su país. Un libro que, sin duda, invita a la reflexión.

    ResponderEliminar
  10. Hola! Todas coincidimos en la dureza de la lectura, es tremendo lo que nos hace sentir. Encoge el alma. bien es verdad que, por otra parte, las descripciones de lo que siente Ghada, enternecen y dulcifican la lectura. muy buena reseña. Besazos!!

    ResponderEliminar