miércoles, 10 de abril de 2019

Los miércoles salvajes. Susana Hernández. Reseña

Tapa blanda: 216 páginas
Editor: Milenio Publicaciones S.L
Edición: 1 (20 de febrero de 2019)
Colección: Marrajo
Idioma: Español
ISBN-10: 8497438566
ISBN-13: 978-8497438568

Samanta y Hugo, amigos desde la infancia en las duras calles de Ciudad Meridiana, en el extrarradio barcelonés, trabajan juntos en la empresa de seguridad propiedad de Hugo. Sam necesita dinero, mucho más dinero del que gana como escolta privada, para procurarle un tratamiento a su novio que padece una grave lesión medular desde hace doce años. Su amigo y jefe le propone un trabajo ilegal y muy bien pagado que los arrastrará a ambos al oscuro mundo del tráfico de medicamentos en un espiral de violencia y traiciones. Los miércoles salvajes nos lleva desde las chabolas de Accra, en Ghana, donde Sirhan y Lewa luchan por conseguir medicinas que traten la diabetes tipo1 que aqueja a su madre, a los entresijos del tráfico ilegal de medicinas comandado por María y Joao, dos hermanos portugueses, y al frío y hermético universo de la industria farmacéutica.


Los miércoles salvajes es una novela negra pero resaltando los valores humanos que son tan importantes en la vida. Samanta no ha tenido una vida fácil, rodeada de malas influencias intenta resurgir sin mucho éxito, pero existe una persona que siempre está pendiente de ella, su gran amigo, Hugo. Ambos trabajan juntos en una empresa de seguridad, aunque todo parece ir bien, Samanta tiene una pesada carga; su novio, que necesita un costoso tratamiento para recuperarse de un trágico accidente. Como siempre, Hugo le proporciona los medios de cómo conseguirlo, aunque tiene un toque de peligro eso no frena a Samanta. 
La trama de Los miércoles salvajes es dura de asimilar y para mostrar la crudeza de ello, da un
pequeño aporte de una historia paralela en la ciudad de Accra (África) donde malviven Sirhan y Lewa que se enfrenta día a día en conseguir la medicina que necesita su madre para su enfermedad. Esta parte estremece mucho porque muestra un mundo que ignoramos pero qué existe. Que injusto es a veces las cosas. Unos tantos y otros tan pocos. También se cruza en la historia para darnos conocer el lado malo, unos personajes perversos que no le importa conseguir su ambición a costa de los demás: María y Joao. Unos despiadados hermanos que su único fin es sus propios beneficios, caiga quien caiga. 

Los miércoles salvajes destaca la verdadera amistad, acentuado por los valores del compromiso, la lealtad y sobre todo la importancia de la palabra familia. Todo ello origina que en Los miércoles salvajes se encuentre continuas explosiones de emociones que parece que la novela está viva. Esos miércoles locos que vive Samanta es el aliciente suficiente para comenzar a dar el final de algo malo y el comienzo del algo bueno, pero el camino es duro, difícil y peligroso. Solo busca que todo salga bien y así conservar lo que acaba de encontrar; la nobleza, honradez y el amor, pero... ¿lo conseguirá? El camino será complicado a pesar de tenerlo muy calculado, no será fácil. Motivo por lo que Los miércoles salvajes es una carrera sin freno donde se tendrá que esquivar miles de obstáculos para conseguir un objetivo: vivir. 

La trama está muy elaborada, con unos conflictos bien definidos y unos claros objetivos. Los personajes están excelentemente desarrollados. Deja bien claro su personalidad, marcando bien el carácter de cada uno de ello como su forma de actuar.  Algunos se mantienen su temperamento durante toda la historia, pero otros evolucionan y crecen según se avanza, despertando un atractivo especial hacia ellos. La narración es clara, fácil de entender y de llevar el hilo de la historia, proporciona la información justa y necesaria, sin irse por las ramas. Utiliza un lenguaje que todo el mundo usa, convirtiendo la lectura en fluida y rápida. 

Conclusión: Los miércoles salvajes es una novela intensa por lo que representa, una realidad oculta bajo una alfombra invisible de poder, donde solo quién tiene dinero podrá conseguir aquello que todos deseamos: calidad de vida. Una lectura intensa llena de acción que mantiene a lector expectante todo el rato. Se lee en una abrir y cerrar de ojos.


6 comentarios:

  1. Coincidimos en gran medida en lo que hemos sacado de la lectura. Una trama viva y fascinante. Elecciones que hay que tomar y que no se sabe dónde nos llevarán.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Una carrera sin freno, que buen resumen. A mi también me ha encantado y leerla con #SoyYincanera la ha hecho aún más intensa. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. A mi me ha sorprendido mucho la historia, esto de ir totalmente a ciegas a leer un libro es lo que tiene, y el resultado ha sido magnífico

    ResponderEliminar
  4. Parece mentira que en tan pocas páginas haya dejado una huella tan grande esta autora. Habrá que tenerla en cuenta.

    ResponderEliminar
  5. Estoy cien por cien de acuerdo con tus conclusiones, porque si el poder quisiera esa alfombra invisible no existiría y solo el dinero puede conseguir que una enfermedad sea tratable o mortal de necesidad. Los miércoles salvajes es una novela que abre conciencias y denuncia injusticias

    ResponderEliminar
  6. Coincido plenamente con tus apreciaciones sobre la novela y la autora, que para mi ha sido todo un descubrimiento. Como se puede decir tanto en tan pocas páginas y tan bien. Un beso

    ResponderEliminar