jueves, 20 de septiembre de 2018

La mirada de la ausencia. Ana Iturgaiz. Reseña


Novela histórica con tintes románticos ambientada en el Bilbao de finales del XIX.

ISBN: 9788417305000
Colección: Histórica
Páginas: 384
Formato: Tapa dura
Fecha de publicación: 20-09-2018


El 21 de febrero de 1874 el ejército carlista pone cerco a la ciudad de Bilbao. En la ciudad asediada se encuentran Javier Garay, un fotógrafo de postales eróticas, e Inés Otaola, una planchadora sin trabajo, a la que el hambre obliga a ejercer de modelo para Javier.

Sin embargo, las aspiraciones de Javier no pasan por quedarse encerrado en la ciudad sitiada sino en ejercer de reportero de guerra para los periódicos más importantes del país y conseguir el éxito que siempre ha deseado. La ocasión le llega cuando el gobierno liberal le propone la posibilidad de infiltrase tras las líneas enemigas y él la aprovecha sin dudarlo. Lo que no se imagina es que Inés lo arrastrará al campo de batalla con él.

Por su parte, Inés, que fue expulsada hace cinco años del caserío familiar junto a su abuela y su hermano, nunca imaginó que regresaría a su hogar y mucho menos sin ellos. Tampoco sospechó que el fotógrafo sería su oportunidad para huir de la ciudad destruida para volver al lugar en el que nació.

En medio de la destrucción, ambos se convierten en el refugio del otro. Sin embargo, la guerra y las sospechas de los militares conseguirán separarlos.

La mirada de la ausencia presenta una historia rodeada por la guerra. Primero se conocerá a Inés que tiene una fuerte carga familiar pero que a su vez es el pilar de su vida. Por una situación incómoda donde trabaja como planchadora tiene que buscar una nueva forma para conseguir el sustento, aunque la situación social no ayuda en ese cometido. La desesperación le fuerza hacer algo que nunca pensó que haría. En escena aparecerá Javier, un joven ambicioso con muchos sueños por cumplir. Tiene cierto control de su vida y sabe bastante bien lo que quiere. El destino quiso que ambos se conozcan y emprendan juntos una odisea donde el amor marca el ritmo de sus vidas.

La mirada de la ausencia muestra una historia romántica que nace de la forma más inesperada pero que se va aferrando con fuerza mostrando momento tan deliciosos que hace estremecer al lector. Y no son momentos explícitos de sexo, son detalles de un enamorado hace para cuidar, mimar y amar a esa persona que ha despertado firmes sentimientos que le hace ser mejor persona. Me ha encantado el personaje de Inés. Una mujer hábil en conducir su abatimiento para que sus seres queridos no se den cuenta, y siempre luchado para mantenerlos unidos, porque sin ellos, Inés se siente perdida. 

Es una novela histórica que toca el enfrentamiento entre carlistas y liberales. Los carlistas bombardean sin compasión la ciudad de Bilbao. La mirada de la ausencia exhibe la desolación, el alimento escasea, las viviendas son destrozadas. La población se inquieta cada día más. Es una novela exquisitamente documentada, de tal manera que despierta el interés en el lector por descubrir más sobre El asedio carlista de Bilbao en 1874.

La mirada de la ausencia está narrada con mimo, de una forma elegante y delicada. La trama envuelve a lector con magia siendo una brillante experiencia su lectura. Permite creer que se pisan la calles bombardeadas, que se quita los escombros para encontrar a los seres queridos, sentir las frías aguas pero lo mejor son como se perciben las muestras de cariño de Inés hacia sus seres queridos como el nacimiento de fuertes sentimientos hacía Javier.

Conclusión. La mirada de la ausencia es una historia impregnada por una base histórica intensa. Posee unos personajes potentes que despierta gran ternura y que produce un fuerte apego hacia ellos. Es una novela apasionada porque transmite un sinfín de emociones que hace vibrar al lector. Muy recomendable.