sábado, 25 de noviembre de 2017

Los Nietos De Dios. Ager Aguirre. Reseña





Tapa blanda: 430 páginas
Editor: Editorial Círculo Rojo; Edición: 1 (8 de agosto de 2016)
Idioma: Español
ISBN-10: 8491401105
ISBN-13: 978-8491401100

Tras vivir el terremoto de San Francisco de Abril de 1906 el empresario José Calderón encuentra una misteriosa piedra y descubre que puede cambiar el destino de la humanidad y todas sus creencias sobre su origen. La difícil situación de España y un revés personal le obligan a posponer sus investigaciones. Cien años más tarde el escritor Gaizka Juaresti y la brokér bursátil Naiara Salazar retoman una búsqueda que cambiará sus vidas y puede que las nuestras.
Los nietos de Dios, es una novela que me ha hecho pensar en la actitud del ser humano en nuestros días. Me hizo mirar a mi alrededor para observar y valorar si realmente lo estamos haciendo bien. Mi conclusión me dio pavor. Si no actuamos pronto se correrá el peligro de perder mucho, pero ¿cómo lo hacemos?

El comienzo de Los nietos de Dios nos atropella con un terremoto en San Francisco y la aparición de una piedra enigmática, que despierta la curiosidad de uno de los personajes. Su única fijación será buscar el misterio que la envuelve, pero la coyuntura de la vida irá retrasando esa obsesión. Pasado los años, un familiar llamado Gaizka, despierta esa misma curiosidad y pone rumbo a un destino incierto, pero lleno de sorpresas. En esa aventura se unirá Naiara, una mujer que no está pasando sus mejores momentos. 

La lectura de Los nietos de Dios supondrá adéntrate en los misterios que todos tenemos en nuestra vida, nuestro origen. Lo que ahí se plantea despertó mi curiosidad por saber a dónde me llevaba la trama de la novela. Desde el principio se presenta atractiva, viene con mucha acción y con un claro propósito, alicientes suficientes para aumentar el interés. 

La historia se presenta en tres bloques en el tiempo. Cada una por separado nos guiará en esta aventura para ir descubriendo la aclaración e interpretación de la piedra fantástica, que será la culpable de todo lo que ocurre a los personajes. Tengo que decir que fue curioso y más que interesante descubrir los mombres (no me he confundido al escribirlo). Me encantó Zila, buen personaje para descubrir, es peculiar y muy atrayente. 

Quiero destacaba la forma en la que está narrada; es amena, atractiva y divertida. Los hechos que se desarrollan están bien marcados en el tiempo, y en el espacio donde suceden están bien descritos, lo que nos facilita visualizar con exactitud todos los detalles (sentí la estrechez de los túneles la claustrofobia y hasta me sentí desvanecer por la falta del aire y me ahogué). Los personajes están bien caracterizados, lo que permite reconocerlos casi sin nombrarlos por su nombre. Solo tuve al principio una breve confusión con los primos, les cambié los nombres, pero que solvente sin problema. 

En Los nietos de Dios, predomina la narración. El autor se esmera en ir explicando todo para no dejar al lector con ninguna duda. Existe el diálogo, pero el justo, suficiente para establecer las ideas y actuaciones de los personajes. En los momentos de acción puede compararse como una aventura de Indiana Jones; se busca un tesoro y a toda costa hay que descubrir, pero en este caso no es ese el premio, es mucho más: Es la respuesta que todos nos hacemos, ¿de dónde venimos? 

Conclusión: Recomiendo leer Los nietos de Dios a ese lector que le gustan los libros de aventuras que esconden un mensaje en su interior y que puede aplicar a su vida. Un libro que te deja con un buen sabor de boca y con un aliciente que puede dar el empuje para actuar y poner tu granito de arena. Se me olvidaba; el amor tan bien está presente en la novela, y es muy buen complemento.