miércoles, 15 de febrero de 2017

Striptease. Raúl Gavilán Roldán. Reseña.


Tapa blanda: 228 páginas
Editor: Max Estrella; Edición: 1 (24 de enero de 2017)
Idioma: Español
ISBN-10: 8417008004
ISBN-13: 978-8417008000


Óscar es un joven inocente que descubre el sexo gracias a una aventura de verano. Pero es Julia, con la que llega a realizar sus primeras fantasías y con la que conocerá la decepción. Cuando Noelia llega a su vida, nuestro protagonista, se adentrará en un mundo de morbo y erotismo que nunca había imaginado. Una historia que mezcla la realidad con la ficción, donde se plasman las experiencias soñadas del autor y sus deseos más íntimos.


Vengo con la reseña de una lectura conjunta organizada por La Reina Lectora. Me animé a leer Striptease por su título, me apetecía disfrutar de un libro erótico. No leí sinopsis, así que no sabía que trataba de la historia de Óscar que nos empieza a contar sus andaduras en su vida sexual desde sus 16 años, nos hará partícipe de ella hasta varios años después.

Striptease nos presenta Óscar, un chico algo tímido, nunca ha tenido novia, por lo que no ha tenido experiencia con ninguna chica, pero eso cambiará en el verano. Nos sumergirá de lleno en su vida sexual, desde sus inicios, donde nos mostrará sus miedos e inexperiencia, hasta llegar a un punto de ser todo un maestro en proporcionar placer a sus parejas. 

Encontraremos escenas explícita de sexo que hará que el lívido de lector aumente por momentos. En un principio al ser novedoso es atrayente para seguir leyendo, pero llega un momento en que tanto sexo empacha. Striptease es rico en detalles en cómo practicar sexo sin tabúes, sin miedos, y de forma seguro, un preservativo siempre en el bolsillo.

Striptease está exenta de una trama que despierte el interés de seguir la aventura, la sedución de la novela es el tema que trata, el despertar sexual de un chico, y como poco a poco se hace todo un maestro del arte amatorio. 

Algo destacable del protagonista es su evolución, de ser un chico indeciso por su juventud pasa a ser a todo un joven seguro y que sabe lo que quiere, volviendo loca a toda chica que se encuentra en su camino, con eso no quiero decir que sea un DonJuán, que bien se podría aprovechar, pero no, Óscar es todo un caballero.  

La novela Striptease es una lectura rápida, por es una historia lineal, básica, sin sobresalto, con mucho sexo que hace que sea ojeada de forma veloz, sin necesidad de prestar la máxima atención para entender la historia.  

Conclusión: Recomiendo leer Striptease siempre y cuando busque un libro erótico, con buena dosis de escenas sexuales que da pie que la imaginación se dispare, todo ello mostrado de la visión de un chico joven. He leído que parte de lo que nos narra son las propias vivencias del escritor, pero adornado, mostrándonos el deseo y los sueños de cómo puede ser la vida sexual entre la juventud.  De sueños vive el hombre.