domingo, 10 de mayo de 2015

Besos de hormiga

Besos de hormiga


Autor: Rubén Rodríguez González.

¿En alguna ocasión has sentido un pinchazo de vacío y dolor en el pecho? Una falta de aire que existe sin estar, que ni se ve ni se va, solamente duele. Ahí. Dentro. ¿Lo has vivido alguna vez? Si es así, esta novela es para ti, y empieza de la siguiente forma: Perderte ha convertido mi vida en una vida sin aire. No puedo más que intentar respirar. Solo me calma el recuerdo de nuestros besos de hormiga, donde tus dedos cálidos de paciencia infinita acariciaban suavemente mi mano de niño, mientras me dormía con una sonrisa de ángel. Lo recuerdo tan intensamente que, a veces, incluso parece real. Y ojalá lo fuera. En cierto modo la madurez es la marchitez de la inocencia. Ojalá aún fuera niño… Ojalá siguieras aquí. Besos de hormiga no es una historia de amor entre insectos, no. Es la historia de un soplo de aire, de aquellas sensaciones que ahuyentan los vacíos que comprimen el pecho. Simples caricias que hacen ser lo que uno es. Es tu turno. Solamente disfruta y comparte millones de besos de hormiga.




Mi opinión:
¿Como puede un libro tan corto contener tantas emociones juntas?

Nos introduce en un momento duro y triste de Daniel, la muerte de ser que ha llenado por completo su vida, su todo, su padre. Daniel necesita encontrar un nuevo rumbo, o como bien le dice su padre, una nueva fabrica. Así que Daniel cambia de ciudad, donde vive su Madre, pero se lleva consigo todos los sus recuerdo.

Allí, en una ciudad nueva, va descubriendo secretos. Secretos que influye en poder alcanzar su nueva vida.

Este libro encierra mucho, pero mucho sentimientos, mucho amor, desamor, desilusión, ilusión, el perdón, aceptación.

Hay una historia de amor, esta su marcianita, como la llama Daniel. Pero hay escondida otra intensa y conmovedora historia del amor puro. Para descubrir todo estas emociones que te llega muy adentro hay que leerse el libro. Muy recomendable. 









1 comentario:

  1. Hola, He llegado por casualidad a tu blog y me ha encantado tu reseña, me apunto el libro para leerlo.
    Me quedo por aquí.
    Un saludo

    ResponderEliminar